Resumen de Gosht la sombra del Amor

Resumen de Gosht la sombra del Amor

Esta historia, escrita por Bruce Joel Rubin y dirigida por Jerry Zucker, narra el amor entre una pareja conformada por Sam Wheat (Patrick Swayze) quien es un ejecutivo de banca e inversiones y  por Molly Jensen (Demi Moore) escultora de cerámica, que posee un taller donde trabaja como una alfarero talentosa, son una pareja amorosa que se mudan a un departamento de la ciudad de Nueva York. El único problema en esta relación es que Molly siente la necesidad de que Sam tome la iniciativa de decirle “Te amo” o que lo diga como respuesta, ya que el solo le responde “ídem” (“igual”).

En su trabajo, Sam descubre discrepancias en algunas cuentas bancarias y confía en su buen amigo y colega, Carl Bruner (Tony Goldwyn). Carl ofrece investigar el asunto, pero Sam decide hacerlo por sí mismo.

Personajes

  • Sam Wheat (Patrick Swayze)
  • Molly Jensen (Demi Moore)
  • Oda Mae Brown (Whoopi Goldberg)
  • Carl Bruner (Tony Goldwyn)
  • Willie López (Rick Aviles)
  • Fantasma en metro (Vincent Schiavelli)

Resumen de Ghost la película

Una noche, mientras caminan hacia su nuevo apartamento tras una salida al teatro, Sam y Molly son atacados por un ladrón armado llamado Willy López (Rick Aviles), este saca una pistola y pelea con Sam, durante este forcejeo, la pistola se activa. Tras el disparo, Sam comienza a perseguir al ladrón, que sale huyendo y finalmente lo pierde de vista, logrado huir.

Cuando Sam vuelve a la escena, entiende la dura realidad, el disparo dio justo en su corazón y murió en el acto. Como un espectador invisible, presencia a Molly angustiada, meciendo su cadáver, intentando desesperada e inútilmente mantenerlo con vida. Allí aparece una luz blanca que llama a Sam al cielo y lo hace entender que se ha convertido en un fantasma, pero el se niega a ir y se da cuenta que Molly no puede verlo ni oírlo.

Sam llega al antiguo departamento de él y Molly, adaptándose a la idea que esta muerto y que ahora solo es un fantasma, se siente molesto e impotente porque no puede comunicarse con Molly y porque ella está terriblemente deprimida por su asesinato.

Carl visita a Molly, quien la convence de salir a caminar. Mientras ella se fue, Willy aparece y revisa el lugar. Cuando Molly regresa, Sam asusta a su gato para que ataque a Willy, quien huye sin hacer daño a Molly. Sam decide seguir a Willy a Brooklyn y descubre su nombre.

Cuando sale de la casa de Willy, encuentra a Oda Mae Brown (Whoopi Goldberg), una estafadora que se hace pasar por un medio paranormal y se da cuenta de que ella puede escucharlo, Oda Mae fingía sus habilidades hasta entonces. Sam viéndola como su única esperanza de comunicarse con Molly, la persuade para que le diga que está en peligro porque Willy todavía tiene su billetera con su dirección. Molly todavía en estado de shock, no le cree a Oda Mae y Carl la convence de que Oda Mae es un fraude.

Molly no está convencida por los mensajes de Oda Mae  quien le dice que se está comunicando con Sam, pero Molly es escéptica e incluso habla con la Policía, quienes le informan que Oda Mae es una conocida tramposa de confianza.

Sam descubre que Carl estuvo involucrado en un plan de lavado de dinero en el banco y que el ataque donde el muere, fue planificado por Carl para adquirir sus códigos de seguridad, ya que Sam había cambiado recientemente su contraseña, encerrando a Carl fuera de las cuentas falsificadas en las que Carl había ocultado el dinero. Sam se llena de resentimiento hacia su supuesto mejor amigo, pero como fantasma, no puede hacer mucho.

Mientras tanto, Molly va a la policía, ya que era escéptica a  las palabras de Oda Mae. El sargento le asegura que tenía razón al dudar, y que no había carpeta alguna con el expediente de ‘Willy López’, aunque sí había una gran carpeta con datos de Oda Mae Brown, quien es reconocida entre los policías locales como una impostora.

Sam conoce en el metro de la ciudad de Nueva York  a un fantasma inquieto (Vincent Schiavelli) quien le enseña cómo dominar la habilidad de mover y tocar objetos sólidos solo con sus poderes mentales. Sam persuade a Oda Mae para frustrar el plan de lavado de dinero de Carl haciéndose pasar por el propietario de la cuenta bancaria fraudulenta de Carl. Con Sam sentada a su lado sin ser vista, ella retira el saldo y cierra la cuenta, donando la cantidad de 4 millones de dólares, entregando el cheque a dos monjas que pedían caridad para un refugio para personas sin hogar.

Carl se desespera al no poder acceder a la cuenta bancaria falsa que ahora está cerrada., entra en pánico y es atormentado por el fantasma de Sam.  Se entera de que Oda Mae cerró la cuenta y declara que si no se devuelve el dinero, llegara a la casa a las 11 p.m. a matar a Molly. Sam corre a advertirle a Oda Mae, pero casi de inmediato Willy y Carl llegan a tratar de quitarles el cheque de la cuenta liquidada. Sam atrapa a Willy en el departamento de Oda Mae, lo aterroriza y lo ataca físicamente. Aterrorizado, Willy intenta escapar de Sam, pero muere al ser golpeado por un camión. El fantasma de Willy no fue llevada por la luz, sino por unas sombras  de demonios aulladores y es arrastrado a las sombras, presumiblemente al infierno, mientras pide ayuda desesperadamente.

Después, Sam y Oda Mae regresan al apartamento de Molly para advertirle que esta en peligro, pero ella se niega a dejarla entrar y se desmorona por el dolor. Sam entra al departamento y le dice a Oda Mae que empuje un centavo, debajo de la puerta principal, que Sam levanta en el aire frente a Molly, colocandola en su mano. Asombrada, finalmente se da cuenta de la verdad y deja entrar a Ode Mae. Después Molly llama a la policía y les habla sobre Carl, pidiendo que la protejan. Mientras esperan, Sam usa a Oda Mae,  para lograr tocar a Molly y comparten un baile por última vez.

Carl llega, listo para asesinar a Molly si Oda Mae no le da su dinero, pero huyen. Sam queda debilitado por la posesión, dejando a Molly y Oda Mae para defenderse de Carl. Después de evadirlo por un breve tiempo, se apodera de Oda Mae y la amenaza a punta de pistola por el dinero. Molly sale al rescate de Oda Mae y es tomada como rehén,  en ese momento, Sam recupera la energía y  llega para ayudarlos, obligando a Carl  a arrojar el arma y Molly logra huir sin sufrir daños.

Finalmente, Carl intenta huir por una ventana cercana, pero no sin antes lanzar torpemente un anzuelo en dirección a Sam. El gancho pasa a traves del cuerpo transparente de Sam, se balancea hacia atrás y rompe parcialmente el vidrio en la parte superior de la ventana abierta, que se desploma y caen rotos los vidrios sobre Carl cuando está subiendo, atravesándolo en el pecho, mientras intentaba huir.

el desarrollo final

Carl se convierte en un fantasma para su asombro y para el dolor de Sam. Sam luego observa en silencio mientras los demonios sombríos llegan y arrastran a un gritón Carl hacia la oscuridad. Carl ve a Sam cuando su alma sale de su cuerpo y sin saber que sucede observa como Sam lo mira tristemente. Carl se da cuenta de que ha muerto y en ese momento se escuchan y ven las sombras demonìacas que vienen por èl. Mientas es arrastrado hacia el infierno por ellos Carl expresa su terror gritando y pidiendo ayuda.

Cuando Sam va con Oda Mae y Molly y les pregunta si están bien, Molly se da cuenta de que puede escucharlo. Cuando una luz celestial comienza a llenar la habitación, Sam se vuelve completamente visible tanto para Molly como para Oda Mae. Comienza a brillar una luz y Sam mira hacia atrás viendo a cientos de personas, presumiblemente ángeles.

Ahora al darse cuenta de que su tarea está completa y sabe que debe seguir adelante. Después de agradecer a Oda Mae por todo lo que ha hecho para ayudarlo, se despide de ella, Sam le dice una adiós emocional a Molly, compartiendole un tierno y último beso, le dice que la ama, a lo que ella le responde con “idem” y se va a la otra vida, acompañado por una luz brillante.

 

Deja una respuesta